CUBA: El renacer de un pequeño gigante

By 10 Septiembre, 2015 Sin categoría No Comments

Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano.” Fidel Castro, La Habana, 1973.


Como si fuera una predicción profética de un enviado del cielo, Fidel Castro pronuncia irónicamente estas palabras en un encuentro entre periodistas en La Habana, en 1973. Quien diría que estas combinaciones serían las necesarias para que se vuelvan a izar las banderas contrarias en ambos países en el 2015, 55 años después del embargo.

Para poder dar a entender el título de este escrito, tengo que remontarme a los siglos XIX y XX, el cual el esplendor Cubano era como ningún en Latinoamérica o mejor dicho Iberoamérica para incluir a España y Portugal.  Les explico:

En el año 1806 se construye en Cuba el primer cementerio fuera de una iglesia en Iberoamérica, el Cementerio de Espada. En 1829 se convierte en el primer país de “Iberoamérica” en usar Máquinas y Barcos a Vapor. En 1837 Cuba se convierte en el 3er país del mundo en usar el Ferrocarril. Para 1877 se realiza en La Habana la primera demostración práctica a nivel mundial del funcionamiento de un sistema industrial con luz Eléctrica y ya para 1889 pone en marcha el primer sistema de alumbrado eléctrico público de Iberoamérica.

Para 1900 circula el primer tranvía que se conoce en Latinoamérica así como también la escritora Cubana René Méndez se convierte en la primera mujer en Iberoamérica en conducir un automóvil, por las calles de la Habana. En ese mismo año un cubano se convierte en el primer latinoamericano en ser campeón olímpico (Esgrima). En 1907 se pone en funcionamiento el primer departamento de Rayos X del mundo Hispano. En 1921 el Cubano José Raúl Capablanca se convierte en el primer Iberoamericano en ganar un campeonato mundial de ajedrez y es el primer campeón mundial de ajedrez en venir de un país sub-desarrollado. En 1942 el cubano Ernesto Lecuona se convierte en el primer Iberoamericano en ser nominado a unos premios Oscar. Para 1950 Cuba se convierte en el segundo país del mundo en emitir regularmente señales de televisión.

En 1951 se construye el Hotel Riviera, el primero en el mundo en tener aire acondicionado centralizado.

Según el anuario de la OMS, en 1955 Cuba es el segundo país de Iberoamérica en tener los índices más bajos de mortalidad infantil y en 1956 Cuba es reconocida como el segundo país de Iberoamérica en tener el índice más bajo de analfabetismo.

En 1957 la ONU dicta a Cuba como el mejor país de Iberoamérica en cuanto a cantidad de médicos per cápita (1 por cada 957 habitantes), el de más alto porcentaje de viviendas electrificadas (82.9%) y en viviendas urbanas con baños propios (79.9%). En ese mismo año se convierte en tener la segunda ciudad del mundo en tener cine de tercera dimensión.

Cuba para 1958 se convierte en el país de Iberoamérica con más automóviles, 160 mil, 1 por cada 38 habitantes. En 1959 con sus 358 salas de cine, La Habana era la ciudad del mundo con más salas de cine del mundo, superando a Nueva York y París, que ocupaban el 2do y 3er lugar respectivamente.

En la década de los 50s Cuba se mantuvo entre la segunda y tercera mejores rentas per cápita de Iberoamérica, superior a la de Italia y más de dos veces superior a la de España y para finales estaba colocada entre las 29 economías del mundo a pesar de solo poseer 6 millones de habitantes para esa época.

Pero que pasó después…. 1ro de Enero de 1959, La Revolución de Fidel Castro se coloca en el poder, y ya se imaginaran el resto de la historia, que inicia con el declive económico por el embargo de los EEUU en Octubre de 1960. Aquí solo menciono algunas cosas relevantes por no tener espacio para escribir más de datos importantes acerca de nuestro vecino País.

Siempre digo que no podemos olvidar la historia para poder hablar del futuro, la historia suele repetir.

Al ser Estados Unidos el principal socio comercial de Cuba antes de la entrada de los Castros al poder, al ejecutarse el embargo la economía mermó inmediatamente, sumándole a esto el sistema socialista “soviético” de aquel momento, de gobierno de los Castro, modelo que desde hace unas décadas no es sostenible.

En mi primera visita a Cuba, en 2009, pude apreciar ese esplendor vivido medio siglo detrás y su arquitectura colonial, ya en las visitas subsiguientes el nivel educativo, su riqueza turística, su sistema de salud y el trato de la gente.

Desde que Raúl Castro asumió el poder formalmente en 2008 sustituyendo a su hermano Fidel, se han venido haciendo cambios mínimos internos en el país, que no terminan aun de lograr que la economía despegue. Pero con la combinación de la eliminación del embargo y las reformas internas, El Caribe se pone más interesante. Este pasado 20 de Julio oficialmente se restauran las relaciones con la reapertura de la sede diplomática, ya como la embajada de los EUA en La Habana, cuya ceremonia oficial fue liderada con la visita del secretario de estado John Kerry este pasado 14 de Agosto.

Es una realidad que la biodiversidad de la isla de Cuba compite con la nuestra, no así su infraestructura institucional, vial ni turística. Pero esto no es una limitante a largo plazo, menos cuando medio mundo de inversionistas vuelca sus ojos hacia la vecina isla, con poder para desarrollar proyectos en un tiempo record, incluyendo inversionistas dominicanos.

Cuba en lo personal no representa un riesgo para nosotros a corto plazo, sino un reto de oportunidades, ¿y que son las oportunidades?, la conversión de nuestras debilidades en fortalezas. La competencia solo hace ampliar el panorama de ofertas y elevar los estándares de calidad de estas ofertas en cada uno de los sectores y poder estar siempre a la altura, lo cual es algo bueno para nosotros como reto país.

Algo que no podemos perder de vista es que la República Dominicana es la 9na economía más grande de América Latina después de Brasil, México, Argentina, Colombia, Venezuela, Chile, Perú y Ecuador, todos países más grandes en territorios y populación, siendo la Industria y el Turismo los sectores de mayor crecimiento.

A pesar de esto tenemos muchos retos por delante en términos de criminalidad, mejoras en el sector eléctrico, seguridad jurídica e índice de desarrollo humano, el cual en este último (IDH), Chile y Cuba están entre los primeros 5 lugares. Nuestro país ante la ONU siempre votó a favor del cese del embargo ante Cuba, cuyo intercambio comercial con nuestro vecino país ya excede los US$100 millones.

Cuba es el segundo destino de mayor exportación desde Dominicana luego de Ecuador, en países fuera de acuerdos comerciales.

A pesar de ser nosotros la primera economía del caribe, también lo somos en atracción de inversión extrajera, con el 37% según la CEPAL.

Tenemos una fuerte infraestructura hotelera que sigue en ascenso, en el este y expandiéndose a otras regiones olvidadas como lo es el sur, uno de ellos lo es el Proyecto Los Corbanitos en Baní.

La inversión extranjera, el turismo y el intercambio comercial entre ambos países son las variables a considerar. Pensando cómo piensan las grandes potencias (a largo plazo), no podemos pensar en hoy ni en 5 años, sino en cómo sería el escenario en 20-30 años.

Derrumbado el embargo y un sistema de gobierno en Cuba más capitalista y adaptada a estos tiempos, desencadenara una mayor inversión de empresas extranjeras, y un elevado interés de turistas por el caribe, el cual dicho país está reportando un incremento a alarmante de visitantes en los últimos meses. A pesar de todo esto, aún les queda mucho por hacer para romper ciertos paradigmas institucionales, individuales y gubernamentales.

Pero, ¿La China de los años 50s a los 70s no era similar?, un país rural con un desarrollo industrial deficiente, ¿Y ahora que es China?

A esto sumándole el alto nivel educativo que posee nuestro vecino país, el cual es una de las grandes oportunidades que tenemos por delante.

Existe un gran potencial en cuanto al intercambio comercial, que pudiera desencadenar en algún acuerdo bilateral entre ambos países, pero la pregunta que debiéramos hacernos es la siguiente, a futuro, ¿Al momento de un turista o inversionista elegir ir un destino en el caribe, cual elegiría?, todo dependerá…

Ahora tenemos la delantera por mucho, pero continuar elevando los niveles de calidad en los servicios, la seguridad jurídica e institucional y fortalecer nuestras relaciones diplomáticas, es lo que nos asegurara la excelencia del mañana.

Sin duda alguna, el resurgir de Cuba representa ‘ahora’ una oportunidad para República Dominicana como marca país y una final consolidación de la región, con ello un mejor panorama geopolítico que genera atracción, pero no podemos descuidar ni perder de vista el ritmo con el que debe avanzar nuestra competitividad.

Leave a Reply